4 de cada 5 empresas con modelos de suscripción siguieron creciendo a pesar de la crisis ocasionada por COVID 19

4 de cada 5 empresas con modelos de suscripción siguieron creciendo a pesar de la crisis ocasionada por COVID 19

De acuerdo al reciente estudio publicado por Zuora, llamado “Informe de impacto de las suscripciones: edición COVID-19”, en el primer trimestre de 2020, las ventas del S&P 500 se contrajeron a una tasa anual de -1,9%, mientras que los ingresos por suscripción continuaron creciendo a un 9,5% en el mismo trimestre. Esto quiere decir que las empresas de suscripción continúan superando los modelos comerciales tradicionales incluso a través de esta crisis que afectó a la economía mundial.

La crisis del COVID-19 aceleró la expansión del comercio electrónico hacia nuevas empresas, clientes y tipos de productos. De pronto, los clientes tuvieron acceso a una variedad importante de productos y servicios desde la comodidad y, sobretodo, seguridad de sus hogares. Cuando la emergencia sanitaria pedía claramente quedarse en casa, esta forma de comercio permitió que las empresas continúen operando a pesar de las medidas de confinamiento.

La clave está en superar los desafíos

Por supuesto que no toda la vida se encuentra online; de hecho, la crisis del COVID-19 evidenció muchas de estas divisiones. Al inicio había mucha incertidumbre sobre qué reglas seguir y repentinamente hubo un mayor número de empresas que intentaron combinar y cambiar de manera flexible entre los canales de venta fuera de línea y en línea, así como las que apostaron por el ingreso de suscripción. Y, lo cierto, es que no todas las economías han podido enfrentar el reto.

A medida que avanza la transformación digital, surgen nuevos modelos de negocio de formas que son difíciles de predecir y que desafían los marcos de políticas tradicionales.

El ingreso de suscripción como salvavidas

Algunos pequeños negocios que nunca antes se habían planteado la posibilidad de la venta por suscripción comenzaron a hacerlo durante el primer año de la crisis por COVID-19. Esto demuestra perfectamente que, cuando las empresas y/o negocios tienen que adaptarse a las limitaciones en las interacciones físicas o interrupciones de la cadena de suministro, acomodando nuevas funciones comerciales y soluciones logísticas, encuentran otras estrategias para asegurar su supervivencia económica. El ingreso de suscripción, en este sentido, fue un verdadero salvavidas para las micro y macro economías.

La crisis como oportunidad

Pese a que la economía se detuvo de una manera drástica, la crisis por COVID-19 demostró que el modelo de suscripción es un eficaz. La pandemia, en poco tiempo, cambió los hábitos de las personas, tanto de compras, trabajo, comida o socialización. Toda la evidencia sugiere que estos cambios no solo han acelerado el cambio hacia el comercio electrónico y las compras en línea, sino que, para muchos consumidores, los empujaron hacia compras basadas en suscripción, quizás por primera vez.

El impacto disruptivo de la pandemia brinda espacio de oportunidad para explorar nuevos modelos comerciales. De hecho, es posible que haya surgido una nueva generación de modelos de suscripción basados en la sostenibilidad. Acércate a Pai y lleva tu comercio al siguiente nivel de oportunidades.


Samuel Rivera
Escrito por:

Samuel Rivera